Good Girl Blush es una delicada reinterpretación de la icónica fragancia de Carolina Herrera, más suave y juguetona que nunca. Con una sensualidad romántica, la fragancia expresa el superpoder de la feminidad moderna y revela otra faceta del carácter único de la mujer independiente de hoy.

Hay perfumes de mujer que son recordados por sus campañas, otros por sus botellas icónicas y unos más por sus notas adictivas. Son pocos los que cumplen con todo lo anterior, al mismo tiempo. Y es que hablar de fragancias súper femeninas que se hayan quedado en el imaginario colectivo como los perfumes Good Girl de Carolina Herrera no es cualquier cosa: se requiere de ingredientes opuestos y complementarios para llegar al resultado deseado. Esos matices tan complejos y las personalidades multifacéticas de las mujeres, fueron la inspiración del nariz Quentin Bisch para crear una línea de composiciones inolvidables.

Se trata de fragancias que expresan una feminidad absoluta y que fueron lanzadas por primera vez en 2016. Lo nuestro con la versión original fue amor a primera vista: un stiletto altísimo encapsulaba una fragancia dulce con notas de jazmín, haba tonka y café. Tampoco podemos olvidar a una joven Karlie Kloss, embajadora del perfume, conquistando enérgicamente la ciudad de Nueva York en aquel comercial de hace seis años.

Actualmente, a Good Girl le acompañan ocho distintas versiones, entre ellas Good Girl Blush de Carolina Herrera, una composición más floral que te acompañará toda la primavera.

¿A qué huele el perfume Good Girl Blush de Carolina Herrera?

‘Para esta nueva edición queríamos trabajar para extender la sensualidad del haba tonka, mientras conserva la feminidad del jazmín’, cuenta el nariz francés Quentin Bisch para Vogue. ‘Durante mucho tiempo, había tenido la comparación visual de la punta del tacón de aguja y una vaina de vainilla en el fondo de mi mente, por lo que esta fue la oportunidad perfecta para darle vida, convirtiendo la vainilla en la estructura fuerte de la nota base con su reminiscencia del haba tonka. Y como contrapunto a esto, la elección obvia para mí fue Ylang Ylang, sorprendentemente floral y radiante, con su floración intensamente soleada. Para resaltar el aspecto empolvado del rubor, jugamos con aspectos de la flor de peonía’.

Si te preguntas cuál es la diferencia con el perfume original, se podría decir que Good Girl Blush es una continuación más radiante y luminosa. ‘La vainilla toma la sensualidad de la tonka y la reinventa, y en perfumería llamamos al ylang ylang el más exótico de los jazmines. Es la versión más narcótica y solar de Jasmine, con algunas facetas especiadas que también recuerdan a una playa soleada’, explica el creador de esta adictiva fragancia. ‘Realmente logramos componer una sinfonía dedicada a la vainilla, en primer lugar y sobre todo utilizando los extractos naturales más oscuros y golosos del haba. Además de esto, trabajamos con una transformación biotécnica para recrear vainillina a partir de polvo de arroz. Esto terminó siendo el contrapunto perfecto para la vainilla natural granulada al jugar con su lado más empolvado, agregando así otro aspecto de ‘rubor’ a la fragancia’.

¿Cuánto dura el perfume Good Girl Blush de Carolina Herrera?

‘Usamos una combinación de agua de rosas reciclada y moléculas sintéticas para recrear la peonia. Cuando sabes cómo combinar este tipo de ingredientes, es una forma fantástica de evocar un aroma natural mientras hace que dure más en la piel y le da a la fragancia una gran cantidad de flores. Las moléculas sintéticas son ingredientes increíbles, son verdaderas joyas de la tecnología’, cuenta el experto en perfumes.

¿Cómo es la botella de Good Girl Blush de Carolina Herrera?

Como una auténtica joya que viste cualquier repisa, Good Girl Blush tiene su propia personalidad. ‘El emblemático frasco con la forma del zapato es ahora un delicado nude rosa pastel en toda su ingenuidad romántica, pero aun con la energía potenciada de su tacón de aguja’, cuenta Bisch.

LA EVOLUCIÓN

El jazmín blanco es crucial en el Good Girl original. Al crear esta nueva composición, el ylang ylang se convierte en el protagonista en su corazón floral. Es algo bastante acertado pues es considerada como la hermana exótica del jazmín que destaca por ser seductora, luminosa y por sus facetas picantes. Por lo que Good Girl Blush es fiel a que el jugo se caracteriza por su fuerza interior, mientras que también evoca viajes lejanos y fantasías escapistas: una reinvención luminosa, deslumbrante y radiante de Good Girl.